MBTI: Myers-Briggs. Conocer tus preferencias mejora tu comunicación

MBTI y comunicaciónYa en el Templo de Delfos se grabó la siguiente frase: “Conócete a ti mismo y el universo te pertenecerá”.

A día de hoy, considerada la herramienta de consultoría más popular del mundo y la más usada en empresas para los programas de desarrollo del talento, encontramos el indicador de Myers-Briggs.

Creado por Katharine Cook Briggs e Isabel Briggs Myers (madre e hija) durante la segunda guerra mundial, dicho indicador está basado en la teoría de Jung sobre los diferentes Tipos Psicológicos.

El estudio de los tipos psicológicos remonta su origen a hace más de 60 años, cuando Jung sugirió que la conducta humana no era aleatoria sino predecible y en consecuencia clasificable. Myers y Briggs ahondaron en dicha idea concluyendo el hecho de que diferentes perfiles de personas afrontan las situaciones, y la vida en general, de modos completamente distintos. Y cierto es que somos diferentes pero ¡predeciblemente diferentes!

Mi certificación en esta herramienta (hace más de 5 años) me ha permitido hacer uso de ella en diversos ámbitos obteniendo siempre resultados de éxito, tanto a nivel individual como en grupo. Demuestra de un modo plausible que únicamente por medio del conocimiento y el entendimiento propio se consigue alcanzar una mejora notable y un potencial máximo de nuestras habilidades.

El MBTI clasifica 16 tipos distintos de personalidades. Siendo así,  ¿cómo podríamos esperar que los individuos se comporten de un modo siempre similar al propio?

¿Qué es eso que diferencia a unas personas de otras que provoca, por ejemplo, la facilidad o dificultad de obtener información rápida leyendo una hoja Excel o no? ¿Qué hay detrás de esas personas que preparan una entrega en el último minuto, frente a las que lo tienen disponible semanas antes?

El MBTI es un mapa que ayuda a conocerse y a aprender a apreciar en los demás ciertos detalles que resultan en notables mejoras en la comunicación  y, por ende, en cualquier tipo de relación humana.

El auto-conocimiento del propio tipo del MBTI permite trabajar la interacción con los demás. Se convierte así en un elemento fundamental y básico en cualquier formación de liderazgo o en cualquier plan de trabajo para el fortalecimiento de equipos y/o grupos humanos.

La interacción social, el liderazgo transformador e “inspiracional” (en lugar del directivo) y el simple hecho de conocerse y practicar el trato asertivo hacia los demás, potencia las propias habilidades y permite identificar las ajenas, convirtiendo un equipo en una “unidad más grande que la suma de sus partes” pero sin restar importancia a ninguna de ellas. En definitiva, permite un uso constructivo de las diferencias individuales.

¿Por qué este indicador puede crear cambios significativos?

De acuerdo a la teoría de Myers-Briggs, mientras que los tipos son innatos, los parámetros pueden mejorarse de manera similar a las habilidades. El conocimiento de las propias tendencias en esos parámetros permite por tanto potenciarlos y/o moderarlos.

Las variaciones en nuestras conductas no son aleatorias ni casuales. Tal como apuntaba Jung, son la consecuencia de las preferencias espontáneas respecto a 4 dimensiones,  cada una de las cuales son precisamente los indicadores del MBTI, definidos por sus dos opuestos:

mbti preferencias

Nuestro mundo va muy rápido. Somos incluso nosotros mismos quiénes a menudo lo aceleramos. No nos detenemos a mirar, ni a mirarnos. No somos conscientes de cómo actuamos y de lo que con ello provocamos.

“Un maestro sufí explicaba en cierta ocasión que, para encontrar agua en el desierto es mejor ahondar mucho, siempre en el mismo lugar, que horadar muchos hoyos superficiales”.

El MBTI nos ayuda a “ahondar” y reconocer mejor nuestras tendencias innatas. Lo más troncal de nosotros, esas conductas primitivas que nos determinan como individuos. Conocer nuestro tipo de MBTI es por tanto una invitación a desarrollar y despertar cada una de las propias capacidades con las que contamos. Es una invitación a crecer.

En los talleres de MBTI que imparto disfruto viendo como cada participante encuentra pautas de comportamiento que le enriquecen y le hacen mejorar en su comunicación y relaciones con los demás. Os invito a indagar más sobre esta herramienta!

MBTI

Todos tenemos una habitación favorita desde la que vemos el mundo, pero cambiamos de habitación para poder verlo desde distintas perspectivas.

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar